Poemas sin libros y libros sin palabras, El amor derrotado


Sí estoy por fallecer

Porque en este preciso momento otra cosa no puedo hacer

La tiniebla omnipresente cada vez más espesa llega a ser

Y sus cavidades astrológicas con las que se invoca la estrella

Desaparecen

Como a corazado gusano brilla

Me llama

Cada vez que el viento frecuente parta mi alma

Desde el sueño hasta el precipicio,

El abismo malo que bajo el sol se licueface

Dijisteis: ¡Van a regresar!

Dijisteis pero sólo el olvido a mí
los ojos
me los saca

Espejos eran fantasmas

Los saludo y les dirijo mis sonrisas altas

Y sí alguna vez los echaría de menos

Serían sólo cristales de recibos

Al borde de las gafas del escritor de las tramas

Que desde su escritorio gobernaba
Poemas sin libros y libros sin palabras

Yo estoy bajo un lejano tejado

Sigo perversa en el hogar de la pereza y silencios duros

Que siguen lavándome los ojos cada vez que me echo a correr hacia la pureza

Que me abandonó porque reclama algo a lo que los demás se avergüenzan

Y es el amor derrotado

La magnitud ajena, fábula embriagada en la cueva hace tiempo olvidada

Por la que las lagartijas con la tiza escribían

Y que en la tiniebla por la puntada se quebraron

De las cuales a su ser más adorado palabras irrazonables susurraron.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.