seven barmy blasphemers


1
I was putting powder on my cheeks for three nights
I was putting powder on my cheeks for three nights
as subsided temperamental Countess
of rosy cheeks without a dental crown

Are you not too slow and pious to
persecute me, and nail me to the cross
in the eyes of the thief
two canine teeth are ruptured by nails and his funereal tell
(for I and the Almighty bovine get along like Jesus and his cross)
caught a sense of all the Gospels

2
I am mild towards my alienígenas albertosaurus murderer
masquerading as a human being zipped inside a skin suit.
and the secret alignment that chords over us
while bombs and people were falling around us

3
While bombs and people were falling around us
I’m jeering from one end of the full stop to the other.
Goddess, God or Lord puts on a pair of black gloves, t
hough she – the black spaz is not the son of a glove maker.

She rose from the grave
With a knockdown gaze:
“I baptize you with water to this grave”
She sits on a mahogany bench then,
which is intended for the visitors of the dead
the music is rocking inluxurious splendor

4
Just tragicomic love noise in the background
played by the orchestra in lacy nightgowns
one sad melody
She licks the remnants of her coquetting life
and her beak is facing the sky

5
I lined the idea that failed to flow forth
I lined the idea that failed to flow forth
as I hovered over the Shrapnel soap
while the 1999 Shrapnels were whistling around us
and I adjusted my face in the mirror
as waiting in the wings for my tears to come

6
I sang a lullaby for a happy heart-shaped face
I celebrated a feast that doesn’t come to mind
is silent without a pause, she – God – is black
and she listens without a pause,
with virtuoso aversion

I celebrated the feast through
Blessed Sacrament of anguish
At most, it’s vivisection.
in several pictures

7

I shuddered gracefully swamped in the turbid acid
the promotion faces were looking for love in my view
where there is no one else but blueness and croquet
oh, fine abstraction, you’re warm as saline

God abandoned Jesus on the cross.
their sadomasochistic relationship is predicted.
At most, it’s vivisection.
in several pictures

 

©Leila Sanmarrai, 2019 Belgrade

There will be time for me to tell you


There will be time for me to tell you

Will the words spin tomorrow as well

And will the essence be the thread

 

Stooped candelabrums stalk me

Between yearning and fear

Between passion and constancy

Always present while you sleep restlessly

There where the beginnings end

 

Solitude too has been captured, moulded and limited

And her contents gnawed off in the tempest

Where the beginning and the end meet

Each full moon

La Oscuridad Del Entender, Leila Al Samarrai


La oscuridad del entender (poemario), Leila Samarrai

Editorial: Edición “Primogénito”, 

Centro Cultural Estudiantil, ganadora del primer premio

2002. ISBN 978-86-7398-010-2.

leilasamara (1).jpg

1.

La tristeza está ocultada en la cabeza con la sangre laureada

Hacia la sabiduría Jerusalén llamada

Está matando al hombre que la lejanía está escuchando.

Está de veras allí “Ecce Homo”,

De España jerarquía alta,

Mientras el tiempo transcurre la desesperación baja hasta el sangrar.

Doloroso jamás, sin reconocer malestar

Ave soy,

Ave con deseo de morir en España.

Escribiré en el informe

En los suaves frutos se esconde

Julia Burgos Mortificada.

La reminiscencia de más allá muestra que.

Son las seis en la noche

Después.

 

2.

Así madre mía a mí me decía

No busques más a tu patria

Entre los árboles olvidada

Debajo de los cuales estás nacida

En la noche elegida

Cuando los saltamontes de las terrazas volaron

A un a un montón de voces odiosas

A mí destinadas

Madre quieta,

No suelto ni un chasquido

¿Cómo iría a saber yo

De los naipes el otro lado?

¿Vienen ya a llevarme

arraigados del disparo en la última mañana?

Me levanto descalza

La mar asustada está

Como del trueno la tierra

La corona de espinas ya nadie menciona

3.

Vanidad en el camino del zorro

¡He aquí un milagro!

Supuestamente unilateral en instantes

Apto para un momento revuelto.

El mártir y su hija que se lavan los pies. (no se)

con clavos en lugar de sandalias

Conversando en silencio.

Cualquier cosa menos (no se)

Orillas y raspaduras fantaseando.

Hija, ¿quieres que el polvo te resbale?

Perturbar la responsabilidad, el no ser y los zarcillos.

Anhela a través de las piedras que superas

Mas negro que la noche

Temes que ya no haya vertebrados.

Es la tercera hora de la noche.

 

4

Y habló mi madre

No busces mas la tierra olvidada

entre los arboles debajo de

Los cuales naciste en la noche escojida

Cuando los grillos volaron lejos de las terrazas,

dentro de las numerosas voces llenadas

con odio dirijido contra mí

Madre silenciosa

Ni un sonido que resona adentro de mí

Como hubiera podido saber de

Los otros lados de la carta

Es que me van a buscar ya

Enracinado en la ultima mañana de una balla

Me levanto descalzo

El mar está atterorizado como tierra del trueno

 

5

Mismo si no todas les heridas les sale sangre

Pues

Un Hombre se muere cada año

Porque?

6

La semi-obscuridad y Soledad se van a ir

Me voy a servir sólo adentro de yo misma

mismo no soy mía antes de las rodillas heridas,

todo se habre flores y pensadas, historias de justicia

Cranios de wanto y eras sin descanso

Dios me va a castigar lo sé

Pero en el crampo de la pasión

No voy a ser ronpida por los absentos

bailamos todo el dia

La soledad, una nueva, cojida por los valles

Ariba de las cabezas de primavera

Y Pecado del pueblo

Yo estoy aterorizada

 

7

 

Voy a ser tu ombra

Y la vela de matrimonio

Y el primer grito

Un crimen de pasón

Y la sangre de las dos veces, enfermo y bien

Es mejor de ser asustado

El secreto del helecho*

ambos era y no era

Y el mieso

De alguna parte la soledad quema sin essuciarse*

Confinado en las estrellas adentro de mi

Me gustan todavia mis ojos

Sin amie , la obscuridad me va destruir

 

8

En la cama, yo no dependo delos ordenes

Las Rosas ya han peleado***?

Con el viento

Cuantos relojes me preguntas

Mientras que la magnana llega con la eternidad que

Esta tarde

Magnana de delirio

 

27.

El silencio de los dormidos de piedra
Y del publico engañado
Frente a los sonidos mudos callo
La fiebre presiento
Del silencio te defiendo
Y de los espías urbanos “que florecen”
Aunque los testigos nos separan
Desaparición de los colores
Al día convierte en la noche
Y en acantilado golpeado

A las nueve horas

 

 

28.

Los cadáveres pintados desarrollándose
No hay modo de que yo los hunda todos
Igual que la historia del negro pañuelo
Dispuestas a mover el tiempo y el aire
Durante este año,
Mil novecientos noventa y nueve
Es difícil callar el lloro sobre los informes de luto
Los bosques y la hierba siguen brotando de los que antes vivían
Porque son los más leales
Con los cielos negocian
Los que mediatamente vinieron de la memoria verde
Y las tumbas antes del olvido
Nos observan los vivos y los muertos
Si los muertos no hubieron sido vivos
Nos hubiéramos quedado todos sin las lenguas y las llamas
¿Acaso son ellos sus dobles también?
¿Acaso los vivos se originan en la debilidad,
en la ausencia,
al entregarse unos a otros?

 

29.

Repeluzno de las muertas aves
En el ambiente de la insidia
Es el canto de la corriente de sangre
Existe
un pensamiento razonable
Igual que las distancias
Con el silencio se lavan
Váyanse flotando los ojos
Por las fuentes maliciosas de Átila
Exhumen a las aves que autosuficientes están
Convencidas
De que los sonidos más hermosos
Llegan
Desde las filas muertas en la tierra Las necesitamos
Cuando empieza y termina el amor
Entonces siempre las llamamos

 

30.

Calderón dijo: la vida es sueño
Acompañante engañoso entre dos despertamientos
Ni la vida ni la muerte
Algo tercero tampoco
Ni la vida después de la muerte
Ni la muerte antes de la vida
Y está expirando entre las manecillas
Antes de que anochezca en nuestros cuerpos
Segismundo en vano aprisionado

03.ci_web

34.

 

Con las estrellas dudosas
Proclama el gran engaño
Y los círculos de los mudos sueños
Después de mil doscientas noches
Veo en los jardines mis huesos divisándose
Si la infinidad predominara antes de la mañana
31.

Dos abrazadas nubes
Y tal vez dos aves también
O el pañuelo conocido en el nudo
O el sueño entre dos formas
En vano la sangré se aisló
Y el silencio con la sombra
Estallan bobinas y golpes ateos
Los que no entiendo
Igual el ausente sonido que sigo
Mientras los nubes no se mueven

 

32.

Desaparecen las sombras

Y los serafines se han perdido

En sí muerden todas las partes del mundo.

¿

¿Y adónde iré si el oscuro sueño me rinde

y el vampiro también?

El fantasma de tu vida no ha desaparecido aún

Como una lanza clavada

En los ojos del idólatra.

 

33.

La lírica pertenece a todos

Ni siquiera huyendo puedes evitar su pesadez

Por eso no te apures

Y no intentes tocar con los dedos la panza de la oscuridad

Alguien morirá en el primer atardecer

Y yo sobre las cometas escribiré

El pan de tus manos quitaré(¿?)

Y la tierra apenas arada prepararé

Para que los muertos de los labios encarnados puedan respirar

Duerma serenamente

Falsificaré todo lo que sea necesario

Mataré a las gallinas si las rosas no las paran

Tú busca a los que nos acusaron

 

35.

Parado por el miedo de la espera

No llegas a crecer

Ni en la somnolencia

Cuando llegas a callar llama con llama

Detrás de ti un hueco y el viento

Llegan a ser la unión de los nudos irreales

36.

Los cristales embellecen la vida y el amor

¡Que intente la gente romper las lentes de nuestras casas

Vosotros que os reís mostrando negros dientes

Vanos son sus avaricia y horror

Si su imagen anochece en el despedazado espejo

Igual,

me voy al norte, cuya ausencia es inteligible

en el silencio, en el frío

dónde sólo árboles parecen a la gente.

 

39.

Esta noche purpúrea antifaz de las nubes

ha despertado a los obedientes muertos

que sus cabezas han levantado

apoyada

apoyadas en sus huesudas manos.

No saben si viven o muertos están

el primer día las trompetas oyeron

y dormidas bajo las banderas y nubes quedaron

bajo las cuales a respirar llegaron

en vez debajo de las estrellas.

El segundo día silencio y las flores

sin creer que existan.

Entre tanto, el cielo se hundía en el atardecer.

Y el tercer día

los muertos a los despiertos viajeros celebraron.

 

41.

Desaparecidos – omnipresentes

Su llanto a nocturnos se parece.

Mientras la rosa de la vida congelada en la verdad de los espejos

Inquieta

En los planos encima de las magias

Gotea por el musgo

Y las ruinas del mundo.

 

42.

Nueve horas duermen

Y las nueve manecillas del mundo también

Las bocas de la suavidad huyeron

Como las flores de los naranjos

Cuando vienen a cortarlos

Aunque sin aviso alguno

Salvo el tiempo, todo esta marcado por lo efímero

Y el olivo también

Que expira bajo los insectos

Sin embargo

Para cada uno hay una respuesta

El desprecio, el amor

Una luz limitada

Y los barcos a la deriva

 

43.

Es cierto, Tomás infiel,

Que le dijeron:

Por lo suyo

De tu boca gana el derecho

Mientras el día se te muere

Y él,

Condenado en las circunstancias en el brío

Se transforma en cada quien le apoya

Lejos de los caminos que a los infieles muerden

Y él,

No dijo nada después de la primera palabra, ni a la segunda no contesta

Apenas moderado y con cuidado a la tercera

Y él

Sabe que esta vida es para los muertos

Y no para los vivos

La pared tampoco blasfema

Y él

Rogando por la transparente inocencia con los ojos del emplasto

Y por las hazañas de los desesperados

Y él

Sin importarle que le regresen entre la gente

Aprende rezando

Sin embargo hay algo que no te creo

No te creo santo Tomás

Que no es suficiente el consuelo

Inventado en la forma de mujer

Utamničena lepota/La belleza encarcelada (video version in Serbian and Spanish)


https://leilasamarrai.wordpress.com/2012/04/12/utamnicena-lepota/

https://www.imdb.com/title/tt0067881/?ref_=ttrel_rel_tt

Helen: [to Menelaus] Am I allowed to speak against the charge? To show you that if I die that I shall die most wronged and innocent?
Menelaus: I have come to kill you, not to argue with you.
Hecuba: [ironically] Oh, hear her. She must not die unheard.

https://leilasamarrai.wordpress.com/2012/09/24/la-belleza-encarcelada/

 

La belleza encarcelada


En tres capas, una noche tártara.

La belleza encarcelada desvaneció

En el abrazo de Érebo.

Helena, Helena, la intriga te carcomió…

Esto es muerte, pero no la pura,

Sino una bestial, malvada y sucia,

Maniobra de venganza de las mujeres celosas.

Némesis, estamos en el cruce de nuestras vías

Que como agua se agitan,

En la boca a lo amargo me sabe

Por los tiempos pasados y los tiempos futuros.

Al yacer desnuda entre cuatro paredes

Machacando las heridas del cuerpo encadenado

De las olas sale la verdad desnuda y ciega, pero casta.

La vida es mala, y la belleza es taimada.

¡Las Troyanas, barbas de los guerreros!

Mítica, mi muerte recuerdo eterno será

en los pómulos abultados, palidecidos,

Al fiasco carente del Sol.

¡La muerte!

Anémica,

masticada,

bella, por la fuerza escondida.

Piel con la rabia enfurecida

Incendió los ojos del mar,

Se fue navegando la estrella

Hacia la ETERNIDAD.

Fitnes pesma/Boris K. in the gym


Neuhvatljive, živahne kretnje, stopala…
kao konji ljuti što beze u galopu
pljusak snage, beli smeh u vetru
otvoreni brzaci, prostor nastanjen težinama
lepet tegova zbraja i potire uspone i padove
a duša je u skladu sa zadovoljnim telom

Presvučena znojem, kao svilom,
podizem težinu visoko prema nebu.
čini se da je vežbacka rutina
puna rastanaka
od uspona na kojima bih mogla ostati.

https://wordpress.com/stats/post/8895/leilasamarrai.wordpress.com

 

 

Boris K. In the Gym or”Something is rotten in the state of Denmark”

“Something is rotten in the state of Denmark”, From Shakespeare’s play Hamlet (1.4), Marcellus to Horatio.

Boris K. took the “Mens sana in corpore sano” mantra deadly seriously and was on his way to the nearest gym. Out of sheer excitement, he forgot the towel. Truth be told, Boris K. never really sweated, what’s more the doctors diagnosed him with some armpit gland defect. He wore his tracksuit that he usually wore when he went to the farmer’s market and had sneakers on, clean, but with a tiny hole on their side.

The moment he stepped into the luxury space, akin to the gyms of Los Angeles where the Japanese Yakuza work out, the treadmill caught his attention. As he was running, green pastures went through his head where he soared as a child, running after a ball.

“Boris, get the ball!” he remembered the voice of his uncle Ivan The Terrible Fisherman, who often took him fishing.

He ran faster, catching the ball in his thoughts. Giggling, he lifted his arms up and whispered: “Death to fascism, freedom to the people”, respecting the house rules.

Luckily, others noticed the new workout guy, others who ran along the treadmill with light steps, wiping off the invisible sweat, exchanging many a word between one another:

“Sweetheart, I have discovered the Café Menstrualle. You pop one Café Menstrualle and no more ovary pain.”

“Such nice people, these folks”, he thought after a thirty minute cardio workout, ran his fingers through his odorous hair, with but a hint of sweat to it. He reeked of sweat and it felt good to him.

As he was fantasizing about making “Rocky VII”, a young man of 25-ish approached him, dark curly-haired, engulfed in a strong perfume, with buff arms, a square Lego torso and short legs, and he whispered into his ears words that almost froze Boris K. solid.

“Good evening”, he shook his hand with his own, dry chapped one. “I am Boris K.”

The trainer shook hands, unknowingly stepping away from Boris K., while down his tiny wrinkle on his young forehead, born out of constant frowning and grimacing, sweat poured.

“Forgive me, sir, but you stink. All the other folks that are working out are complaining about you.”

Boris turned around himself, sensing the sweat and the hostile looks. He shook.

“Male or female?” he applied logic.

“Both sexes.”

workout_room_zombies

He felt being bathed in cold sweat. As if something had been crushing him bone by bone, his field of vision narrowed. Him? He never broke a sweat. Even when he had to go to the doctor’s.

“What?”, Boris K. looked at him nearly maniacally.

“Nothing”, he said and wiped the sweat of his forehead. Catching glimpse of this motion, Boris K. facepalmed, merely uttering that he did not bring a towel which he would use to clear any doubt-raising link between him and sweat.

“Mistah Trainah, I have never once in my life…stunk, not even had a hint of an odor…and even if I did – is this not the right spot for it?” Boris K. was pulling these and similar arguments while counting the seconds in his head, bouncing the words around under his tongue, gulping, until finally he bent the knee and admitted defeat.

He was certain that he did not break a sweat, but this young trainer, who was a bodybuilder for at least a decade, certainly knew everything there was to know about stench.

“I’ve been wrongly accused!”, a slight rise in his tone.

The trainer shrugged and clenched his fists. The other customers started approaching with menacing faces. Boris K. noticed that he’s in a pinch and tried to apply some strategy. He smiled, to which the customers stepped back. Boris K. noticed that the workout gear was unoccupied, seeing as the people using them were surrounding him, therefore nobody was there using them. He felt the uncalm and the desire to leave, but he couldn’t leave well enough alone. He had firmly decided to continue the discussion with the discount Tommy Gann here by any means necessary, come hell or high water.

He felt that he was about to cry any minute. He held himself with both arms, comforting himself gently as the trainer, his voice a chill, suggested that he brought a towel next time, more modern sneakers and a Dolce & Gabbana tracksuit, like the ones other customers had. For a while he trembled out of confusion, uneasiness, he even wanted to cry. He cursed all the towels of God’s green Earth. He shook away the invisible sweat off of himself as the in-full-make-up female customers, casting a glance or two in his general direction, glared at him scornfully. One observed the sole of his left sneaker. Rolling her eyes, she whispered something to the lummox next to her who looked at Boris K., as if ready to crush him. Boris K. was smiling. He went out into the street shook up, confused, disturbed and offended, realizing that there was a stench there and that the trainer was absolutely correct.

“I know what it was! It was the scent of rot!”, he concluded, and stepped into the dark streets towards a new comedy.

Tomorrow Boris K. purchased a café menstrualle deciding that, as soon as he gets the right opportunity, he would complain to other customers at the gym about the pain in his ovaries.

human-skull-fitness-dumbbells-bottle-water-blue-background-36369475

Advertisements

Memento Mori, Sleeping Mathilde, Poetry written for novel’s sake


These are poems I wrote for the book “Sleeping Mathilde”, under the pen name Lothair The Dark, with a wish to conjure up a medieval mood and to create the dark atmosphere in the book.

https://leilasamarrai.wordpress.com/2019/01/01/the-poems-i-wrote-for-the-book-sleeping-mathilde-under-the-pen-name-lothair-the-dark-soon-to-be-published/

Poemas sin libros y libros sin palabras, El amor derrotado


Sí estoy por fallecer

Porque en este preciso momento otra cosa no puedo hacer

La tiniebla omnipresente cada vez más espesa llega a ser

Y sus cavidades astrológicas con las que se invoca la estrella

Desaparecen

Como a corazado gusano brilla

Me llama

Cada vez que el viento frecuente parta mi alma

Desde el sueño hasta el precipicio,

El abismo malo que bajo el sol se licueface

Dijisteis: ¡Van a regresar!

Dijisteis pero sólo el olvido a mí
los ojos
me los saca

Espejos eran fantasmas

Los saludo y les dirijo mis sonrisas altas

Y sí alguna vez los echaría de menos

Serían sólo cristales de recibos

Al borde de las gafas del escritor de las tramas

Que desde su escritorio gobernaba
Poemas sin libros y libros sin palabras

Yo estoy bajo un lejano tejado

Sigo perversa en el hogar de la pereza y silencios duros

Que siguen lavándome los ojos cada vez que me echo a correr hacia la pureza

Que me abandonó porque reclama algo a lo que los demás se avergüenzan

Y es el amor derrotado

La magnitud ajena, fábula embriagada en la cueva hace tiempo olvidada

Por la que las lagartijas con la tiza escribían

Y que en la tiniebla por la puntada se quebraron

De las cuales a su ser más adorado palabras irrazonables susurraron.

Las garras/los lobos, dedicado a toda la mediocridad


(71 versos)

dedicado a toda la mediocridad

Facing Mediocrity Painting by John Ransom

¡Quita tu mente de las garras de los lobos que te observan y acechan

Y con el silencio de la dignidad clávalo!

¡Con la inundación de los cuerpos quítalo!

Luego limpia el sudor de la frente hasta que las fieras se repelan,

Y que sea la última vez que te dirijas

Y lafortalezaante las voces chabacanas que comienza

Primero aullando hacerte esófago de las orejas

Parasus amables vómitos impulsivos

Por ti.

Mientras elogian su ruido asqueroso y se rehierven de festejar

Manadas de marranos se alegran por tu caída.

Pero silencia el ruido ese de la desvergonzada ebullición suya

Calma sin risas a los descabezados que

En tu cabeza sentarse querrían

Y rugir mientras el último cadáver de las tinieblas sin escrúpulos aceptan.

Que te invada la rojezdelotoño tardío que tanto llorabas y adorabas

En el atardecer ante los secretos de las sombras

Hasta que pase esto.

Toma sólo un pocodelaire fresco y con las orejas sácales

El secreto suyo y que impotentes y vacíos chillen

Por fin y cuando te agarren

Líbrate con los dientes y uñas,

Empújalos, que te salga en la boca la espuma,

Empújalos con los codos, con todo lo anterior y futuro

Por el tiempo tuyo que llega y los supera

Te va a glorificar tu obra

Comola gota de lamaderaapenas encendida abrasando las colas de víboras.

Cuando tienes la boca más seca

Y la sed te fatiga ydelhambre tualmaexpira

Son ellos

Son ellos pensativos sobre tu cabeza

Esperando el último viento con el que el chillido de tu garganta penetrarán

Y tranquilos y consigo impresionados cenarán

Sobre tu cadáver.

¡No se lo permitas!

Despedaza sus cabezas taurinas que vuelen

Y que se funden con el aire traidor.

Una vez te desalentaron cuando esperanza no tenías

Y sin estrellas en el corazón

Cuando pronunciándoles la palabra sólo sufrías

Les mirabas en la boca al chillar y agonizar en resaca

Y cavaron por tu garganta al elogiar sus manos ineptos

Con la sangre tuya

¡Que no lo vuelvan a hacer!

Silencia esa codiciosa masa de marranos

Que manada suele llamarse

Y con los lobos montañosos

De tu gloria venidera una vez calladas

todas las bajezas

Se ocupará el que nunca muere

Ycomonovia inocente en tu obra hermanece.

Tú para siempre vivo quedarás

La niebla los toros comerá

A la cargadeltiempo destruirá

Esas anclas de ladrones y fosas sangrientas

Te agarran la manga / y te tiran asas manos crecientes

Que te rumian las espaldas / en las que yaces encogido silenciosamente

El tiempo su destino con nuevos versos tuyos maldecirá

En su cogote les escribirá

Les punzará el dedo en los ojos directamente

Que sepan que al dragón no se ataca

Ésos buitres desvergonzadas y tan soberbias

Los quemará el fuego vivaz

De tú espíritu audaz

En lasoledaddelrezar mientras hacia tu saber asciendes

El Dios mismo de los malvados malditos corazones ajenos te salvará

No dejas correr ni una sola gota de lágrimas

Cuando no haya ni un chillido vivirás

Y cuando la noche más ennegrezca

Vivirás

Y en sosiego respirarás y amarás.